27.11.08

Nieve de combustión lenta

Antes buscaba compañía para fumar en el trabajo, ahora me escabullo y me voy sola, me dedico a mi pequeño y cancerígeno ritual antes de empezar la jornada. Ahora que es otoño, quiero que sea invierno, me imagino que en el sitio en el que fumo un copo de nieve apaga el destello fulgurante del papel del cigarro y empieza a nevar y todo se emblanquece y se me dibuja una sonrisa de felicidad y... En lugar de un copo de nieve lo que apaga mi cigarro es la compañía de algún otro compañero de trabajo que viene a fumar, al cual le metería en ese momento un buen bolazo de nieve en toda la...En lugar de eso, educada como yo sola, "brrrr, qué frío, me voy dentro". Puede parecer que sea huraña, pero necesito de esos momentos, sobre todo en un trabajo en el que el silencio brilla por su ausencia, aunque esos momentos no sean de combustión lenta, como el papel del cigarro...
Cuando me quiera socializar ya me imaginaré una sauna, pero para eso aún tiene que nevar mucho...

*Tengo una banda sonora para la caída de los copos de nieve, sean reales, oníricos o imaginarios. Dos versiones: la original y la de Beck, hay más, pero no valen la pena...Sólo es cuestión de cerrar los ojos y escuchar la canción para ver nevar









13.11.08

Curiosos abstenerse


Llego a casa. Busco el cojín, lo pongo en la pared y lo golpeo, pensando que es tu cara. He aprendido que los conflictos se resuelven a hostias, pero unos años de conductismo hacen milagros en mi comportamiento. Sin embargo también he aprendido que existe algo que se llama consecuencia y que mi dolor de nudillos no se va a propagar mediante ningún mecanismo molecular que te lo haga transmitir como si fuera tu propio dolor. Llego por fin a la conclusión de que no hay mejor arma que la indiferencia, que más que dolerte te hace dormirte un poquito más tarde cada noche.
Una vez que me he ganado el primer asalto, me pregunto a mí misma que cómo puedo ser tan jodidamente sumisa, por qué no tengo el genoma de Ángela Channing y si Lorenzo Lamas , además de amoníaco, transpira botox cuando ve la publicidad de los colchones...
Como no obtengo respuesta a ninguna de mis preguntas, me decido a hacer algo útil y me pongo un DVD de películas de Chabrol. Sí, lo reconozco, me gusta el cine francés, la música francesa y Boris Vian (entre otros). "Culteces" a parte, le doy al play y comienza "La Pianista" (M. Haneke), una película que no es de Chabrol y que se me ha colado en el CD porque actúa Isabelle Huppert. Cuando termina la película me quedo en shock. Me ha dado en la diana, ahora lo entiendo todo, para qué ir al terapéuta teniendo a Chabrol y a Haneke. No me gusta contar las películas, me gusta recomendarlas, pero voy a hacer un esfuerzo.
Hay personas a las que el transir de la vida les hace formarse unas corazas muy, muy resistentes, sobre todo a aquellas que padecen de una hipersensibilidad y al mismo tiempo de una autoexigencia desmesurada. Estas personas acaban por desempeñar un papel que no corresponde con su verdadera naturaleza, pero que les hace adaptarse al medio que les rodea, medio que les resulta amenazante y dañino. Actúan y hacen creer ese papel a los demás, sin embargo siempre hay alguien que duda y que intuye que lo que ve es un holograma, y decide buscar el modelo original, la base. El problema es cuando lo que te encuentras es tan sumamente complejo que te desborda y decides andar sobre tus pasos. En la película trata un caso extremo, sin embargo muestra cómo alguien se decidió a despojar de la coraza al ser hipersensible.
Ahora lo entiendo todo, ahora entiendo por qué no hay que sucumbir a los curiosos, ya que es posible que no estén preparados para ver, para entender. Tras la película, me queda una sensación de qué será lo que hace ella después de lo que le sucede y a esto sí creo tener la respuesta.