15.5.08

Oda al zapatero de mi barrio

Cuando la misantropía comenzaba a apoderarse de mí
me atendiste tú.
Ahora sólo espero la tarde,
las cinco de la tarde,
con bolsas del Lidl en ambas manos
para espiarte a través del escaparate
para olfatearte a través de mil zapatos y calzadores
e imaginar
que mis labios de tu cuello no se separan
más que para alimentarme de tu oxígeno.

4 comentarios:

canichu dijo...

vampira enamorada...

chuliMa dijo...

Oño...que poco glamour, con las bolsas del lidl..quizás las lleve llena de chocolate y nata, pa juntarselas en el cuello al zapatero....ejem, ejem..Me disperso, ahhhh

Más besos

huelladeperro dijo...

Zapatero remendón??
Sin duda los últimos hombres libres que viven en nuestras ciudades...


A falta de uno de estos (que por lo demás acostumbran a ser más bien feos) bien vale uno de los otros, sí...

besos...

Pareidolia dijo...

Canichu: ojalá fuera muerciélago para colarme por su ventana...Besicos
Chulima: La próxima Oda que haga va a ser al LIDL, dios, qué invento para los pobres, aunque el carro no lo llenas con 30 € ni de coña. Besicos
Huella de Perro:Como este tipo vaya a comisión se forra conmigo. Gros Bisous