3.8.08

Neruda's Tuning

Me gusta cuando callas,
porque no dices gilipolleces.
Me gusta cuando yerras,
porque se resquebraja tu ego.
Me gusta cuando me miras,
porque sé en qué estás pensando
mientras el cañón de tu pistola me va apuntando
y mi ego ,henchido de gloria,
le susurra al tuyo
"Para ser vaquero,
hay que nacer en el Lejano Oeste"

7 comentarios:

Bowie dijo...

Como se enteren los hijos de Neruda te empluman, :-D

Pareidolia dijo...

Estoy tranquila en ese aspecto, ya que sólo tuvo una hija y ésta falleció hace muuuucho tiempo. Me he cubierto las espaldas (y la billetera). Un besico

canichu dijo...

este me gusta y mucho.

fmop dijo...

Lo importante es gustar. Y crear divergencias sobre lo creado.

3'14 dijo...

Me gusta tu versión, porque la original de por sí me prece una gilipollez.
de ahí que en mi blog pusiera lo de NO me gusta cuando callas porque estás como ausente ¿Qué mierdas quiere decir eso? lo de que te gusta estar con alguien que parece ausente... joder, para eso quédate sólo! No significa que, pueda agradarte compartir el silencio, pero es que desde el silencio también puede decirse muchas cosas.

chuliMa dijo...

Eso, eso, calladitos todos más bonicos.
;-)
Besos guapa

Pareidolia dijo...

CANICHU: gracias, me ha salido de las vísceras. Un beso

FMOP: lo de las divergencias es a lo que más tiendo. Tú eres como un caleidoscopio (es un cumplido). Un beso

3'14: es verdad, no es lo mismo la ausencia entendida como desconexión, que los silencios compartidos y que transmiten tantas cosas. Un beso

CHULIMA: ¿te puedes creer que no te me imagino calladita? Eso es lo que más me gusta de ti, que tienes tanto que decir y tan poco que callar, y sobre todo con la gracia que tienes al decirlo.
Un beso