1.11.10

Cimientos de Amapolas

En mi casa siempre se llamó a este día "Día de Todos los Muertos". Como en muchas casas, en la mia también íbamos a visitar las tumbas propias y, por qué no decirlo, las ajenas.

Hoy, Día de Todos los Muertos, he venido a visitar mi blog, porque actualmente es como un cementerio lleno de tumbas. He venido a ponerle agua a los tarros de mermelada y de espárragos vacíos que hacen la función de jarrones, tan verdes por el moho que deja la evaporación y la anterior presencia de naturaleza ahora marchita.

No me gustan las rosas, ni los claveles, ni las flores exóticas...Siempre me gustaron las flores silvestres que de pequeña recogía de los descampados de mi barrio, espacios abiertos que ahora son edificios, edificios en los que habitan personas, en los que habitan pequeños relatos metidos en otros relatos más grandes, como una matrioska.

Ya no hay flores silvestres en ese descampado, pero qué más da, siempre quedan explanadas en las que los pilares de cemento no han sembrado sus raíces...

12 comentarios:

Pareidolia dijo...

Muchos besos y abrazos.

Sor benedetina dijo...

Pareidoliaaaaaa, qué alegría leerte por fin, ¡joder! aunque hables de cementerios, tumbas y naturaleza marchita.

Aún quedan descampados libres, poquitos pero hay. Y ríos con burros sin dueño, garzas, y flores silvestres de esas que tanto te gustan. Aprovechemoslos, como esas explanadas que decías, antes de que también allí echen raíces los edificios.

Besicos muuuuuy contentos y emocionados de leerte de nuevo.Mua!

la chica de las biscotelas dijo...

me ha encantado lo de los descampados!

huelladeperro dijo...

Hola, Pareidolia, ¡qué alegría encontrarte de nuevo!

Nos vamos arrinconando y metiéndonos cada vez en cajitas más pequeñas y aunque todavía quedan descampados y sitios vírgenes cada vez están más lejos de nosotros. Quizá no quede ya más opción que ser valientes e insertar nuestras raices en las fisuras del cemento.

Besicos también emocionados para ti y abrazos

el fantástico amante de pástico dijo...

es verdad . ya no quedan plantas silvestres.... quitando jamaica, amsterdan y dos sitios más conataos .... no queda sitio para ellas....pero ? ...donde fuerón?... ande están?...

EL CHICO GRIS dijo...

Lo bueno es que a veces las plantas silvestres crecen en los tejados de los edificios, resisten por más que pretendan erradicarlas ;P

Un beso y un vodka.

María dijo...

¡¡Jo! debo ser yo la única a la que le de pena que veas a tu blog, como algo tan dejado y tan hecho polvo.

A mi me gusta, PEREIDOLIA, siempre me ha gustado, aunque se te sienta alejada de él, se te huele...

Tú no lo sabes, pero tú fuiste de las primeras que conocí por aquí. ¿Sabes lo primero que te leí? algo sobre una noche de marcha en la que le echabas una mano a una chica borracha, lo siento no recuerdo mucho más, pero lo contabas, de manera que se veía lo que ocurría en aquel garito perfectamente y también que tú eras buena gente...

Yo también prefiero las flores silvestres a las de conserva... A ver, sácame esos tarros de mermelada y ...

COLOCA ESTO POR AHÍ, ANDA:-)

Se nota que aquí todos sois urbanitas, debo ser yo la única de pueblo jajaja porque donde yo vivo, hay flores silvestres por todas partes, sigue habiendo campos, montes praderas... el asfalto también está, pero sus garras aún han dejado mucha presa libre...

En fin, que a mi también me ha encantado encontrarte, pero mucho, que lo sepas.

Cuídate y pasa a verme alguna vez ¿OK? sólo para saber que sigue bien.


Un beso grande, PEREIDOLIA

Caos dijo...

las flores silvestres crecen en cualquier rincón, seguro que hay alguna, bajo las sábanas, o en la nevera, quien sabe, sólo hay que encontrarla.
un beso

Anónimo dijo...

Pareidolia, ¿volverás aunque sea por Navidad como aquel anuncio del turrón?

Yo también te conoci, como le pasó a María, con el post de la chica borracha que estaba de juerga con su amigo gay.

Luego me enganché con la familia de conejos malignos (¿blaky se llamaba el cabecilla?). Por cierto, qué buenos tus primeros post.

Eso, niña, que se te echa mucho de menos. Un beso mu gordo.

(la monja desaparecida)

Anónimo dijo...

Pareidolia...¿dónde te metes?

UN BESO dijo...

Está muy bien esta web. Está llena de contenido muy interesante y de actualidad. Me gusta, sigue así de bien. Un beso

BESOS dijo...

no actualizas mucho tu web no?