2.6.09

La raíz del problema




Justine habla de las rosas muertas de su jardín. Armand se rasca con ahínco la entrepierna con una mano y con la otra sujeta un libro de poemas de Prévert.
El picor no lo provocaba el libro. No. No era Prévert, sino un pequeño huésped que le recorría el vello púbico, pequeño hijo de puta fruto de la noche anterior.

Justine se siente como una de sus rosas:
muerta,
ajada,
sedienta de toxina botulínica
que riegue su surcado rostro.

Armand se siente como la esquina derecha doblada
en uno de sus olvidados libros
que señala la página desde donde volver a partir
y desde donde ya nunca volverá a leer,
arrinconado,
postergado,
sediento de Justine
la que alimenta a sus rosas,
con su indiferencia.

Armand decidió cortar la raíz del problema dosificando gotas de veneno en el té de Justine en cada velada, antes de retirarse al cuarto de invitados, solo, como cada noche, hastiado de esperar que ella despierte de un fingido sueño para no compartir el lecho

La última noche juntos, se quedó observando a Justine dormida, tan inerme e inofensiva,
siguiendo el movimiento rápido de sus ojos a través de sus párpados, inclinándose hacia su rostro, para sentir cómo su hálito se desvanecía. Abandonó el peso de su cuerpo sobre ella, mientras Justine soñaba con un Armand rejuvenecido que la abrazaba al percibirla aterida por el frío. Sus pupilas se engrandecían de amor, sonreía sin temor a concebir nuevas arrugas.
Armand leía su ensoñación arrebatándole el calor de su piel, al tiempo que Justine exhalaba su último estertor


*Déjeuner du matin

Il a mis le café
/ Echó el café
Dans la tasse
/ En la taza
Il a mis le lait
/Echó la leche
Dans la tasse de café
/ En la taza de café
Il a mis le sucre
/Echó el azúcar
Dans le café au lait
/En el café con leche
Avec la petite cuiller
/ Con la cucharilla
Il a tourné
/Le dio vueltas
Il a bu le café au lait
/ Bebió el café con leche
Et il a reposé la tasse
/Dejó la taza
Sans me parler
/Sin hablarme

Il a allumé /Encendió
Une cigarette /un cigarrillo
Il a fait des ronds /Hizo círculos
Avec la fumée /Con el humo
Il a mis les cendres / Dejó las cenizas
Dans le cendrier /En el cenicero
Sans me parler /Sin hablarme
Sans me regarder /Sin mirarme

Il s'est levé /Se levantó
Il a mis /Se puso
Son chapeau sur sa tête /Su sombrero sobre la cabeza
Il a mis son manteau de pluie /Se puso su impermeable
Parce qu'il pleuvait /Porque llovía
Et il est parti /Se fue
Sous la pluie /Bajo la lluvia
Sans une parole /Sin una palabra
Sans me regarder /Sin mirarme

Et moi j'ai pris /Y yo, tomé
Ma tête dans ma main /Mi cabeza en mi mano
Et j'ai pleuré /Y lloré

*Jacques Prévert ("Paroles")

16 comentarios:

María dijo...

Estoy feliz.
Tengo dos motivos para visitarte, darte las gracias por las tuyas y ver que has escrito algo nuevo...
Es que, me parto contigo, una escena de lo más romántica y sugestiva, y... vas y le dejas "un piojooooo" en la entrepierna a él... y le conviertes en el asesino de su amada, castigándola por su indiferencia...¿Lo he entendido bien?

Pero..¿Por qué estaba tan seguro él, que a ella le era indiferente su amor?
¿ Y si la sesinó, y ella tenía otros motivos?

Estos hombres ansiosos e impacientes...!!!!!

Es un placer leerte
(...en cualquier idiona...)

Un besazo

supersalvajuan dijo...

Una buena solución temporal el poema del tal Prévert. Siempre hacen falta a mano consuelos tangibles.

Caos dijo...

aun me queda xa los 30 xo tengo algun amigo que ya ha llegado y me agobia pensar que seré todo lo que no soñé.
Gracias.
Un beso

huelladeperro dijo...

Brrrr !!!
ça donne du froid dans le dos...

Magnífica página de literatura.
La tuya, no la de Prévert, que también.

La raiz del problema siempre es la vida. La raiz de la mayoría de los problemas de los humanos es casi siempre el miedo a vivir. O a morir, que es lo mismo. O a envejecer, que es una forma atenuada de morir. Y de vivir.

Qué pena, este hombre que ama a su hembra y sin embargo se va de putas, porque no puede, porque no sabe, y quizá simplemente es imposible, sacarla de su lánguido desespero.

Qué pena, esta mujer que ama a su hombre, pero que se ha perdido en una voluta del problema, que es el no aceptarse vieja, el no vivir por ser vieja (o mayor, o simplemente madura) y no aceptarlo a él, por lo mismo, y por ver en él el reflejo del paso del tiempo en los dos. ¡Qué pena, perderse el presente por ensoñarse en el pasado!

EL CHICO GRIS dijo...

Plas, plas, plas. Es que me cabeza no me da hoy pa'más, sólo aplaudir.

Mr Blueberry dijo...

Hola

Por aquí de nuevo...Que poco se comunica la gente, si es que la mayoría de las veces los problemas son mayores porque se habla poco...

¿Algún día me explicarás porque te gustan tanto los escritores franceses?

Abrazotes

el fantástico amante de pástico dijo...

lo malo del frances, es que da la sensación de hablar como con la boca llena...aunque estoy contigo en que lo peor son las lenguas muertas....

Pareidolia dijo...

María:
El ignorar al otro, la indiferencia, la soledad al cuadrado. Él tiene como salvavidas la literatura, ella la cirugía. Cuando te reflejas en lo que lees sales de tu burbuja. Sí, María, la castiga por su indiferencia, pero él es igual de culpable y de cobarde, ¿no crees?
Un besico

Supersalvajuan:
Mira lo que le ha llevado a hacer la solución tangible, dejar de pensar "mañana, mañana lo hago"
Besos

Caos:
No te preocupes por lo que no ha pasado, piensa en lo que haces y si vas encaminada hacia lo que deseas. ¿Para qué deseamos cosas por las que no movemos ni un dedo?Los 30 te definen, pero no te determinan. Besicos

Huella de Perro:
Si tu veux et encore tu as du froid, je peux te donner un manteau...Il fait froid dans le jardin, je sais...
Peor aún es pensar que lo mejor de su vida se lo llevó ella, la juventud y en eso se recrea. Miedo, sí, miedo a sentir cómo los años se imprimen en el cuerpo, cómo somos cuerpos corruptos y sobre todo miedo a hablar del miedo. Estoy harta de valientes. Gros Bises.

Chico Gris:
Parece de película de Cine Club, ja, ja. Plas, plas, a ti también...Besicos

Mr Blueberry:
Algún día te lo explicaré, o quizá no haga falta, con adentrarte y descubrirlo tú...Besicos

Fantástico amante de plástico:
Si te refieres a la lengua de ellos, sí, es lo peor. Si te refieres al latín, por ejemplo, pues es mi asignatura pendiente. El francés más que llenarme la boca me jode la garganta. Un besico

María dijo...

Pereidolia,
Yo dándote la paliza con lo del piojo y por fin, gracias a Huelladeperro, me he dado cuenta de que sooooy muuuuuuy cortiiiiiiiita
Un beso.

Pareidolia dijo...

María: ja, ja, eran ladillas sí, al menos él tiene el recuerdo de algo que le resultó placentero, aunque sea algo molesto...Besicos

Huelladeperro dijo...

No Pareidolia, para nada:
La única vez que tuve ladillas me las dejó mi hermano en la cama una vez que vino de visita y le dejé mi habitación...

Vanity dijo...

Complicado escribir de temas íntimos sin caer en el ñoñismo, tus dosis de humor le dan el caché suficiente.

Justine, precioso nombre, aun no está en mi colección!

un abrazo

Pareidolia dijo...

Huella de Perro:
Ja, ja, tu te trompes!!!! ja, ja, ay, mon ami, que no, que no me refería a ti, que me refería al crápula de Armand. Por otro lado, ya siento que te molestaran las ladillas, al menos queda en familia. Siento el mal entendido...Besicos

Vanity:
Justine viene de la novela de Sade, pronúnciese "YUSTINN". Te recomiendo la novela...De todos modos, a ti lo que más te va son las Galinas, Olgas e Irinas...Besicos

Pareidolia dijo...

perdón, perdón (huella de perro me mata) Pronúnciese: "yistínn"

canichu dijo...

bonito poema

Pareidolia dijo...

Poesía de lo cotidiano es lo que Prévert hacía, eso no es tan fácil...Besicos